Historia de la Finca

Los orígenes de SiempreVerde se remontan a finales del siglo XIX, cuando la familia Sánchez Barba fijó su residencia de verano en un terreno a las afueras del Cabezo de Torres. Por sus jardines paseó el Beato Pedro Sánchez Barba, párroco de la Iglesia de San Bartolomé y que fue beatificado el 13 de octubre de 2013.

La actual casa principal data de mediados de los años 5o, siendo reformada en el año 1991 por el prestigioso arquitecto Vicente Martínez Gadea, obra por la que recibió el Premio bienal de Arquitectura de la Región de Murcia en el año 1992.

Tradicionalmente se han celebrado en SiempreVerde bodas, comuniones y otros eventos familiares pero desde el año 2015 ha abierto sus puertas para que todos puedan disfrutar de sus celebraciones en este paisaje natural, lleno de encanto y tradición.

@2016 by Charlotte McCoy.